Preguntas y respuestas comunes sobre el COVID-19

  • Fuente de preguntas y respuestas de la Organización Mundial de la Salud [Enlace]
  • Recomendaciones para el manejo de enfermos con trombopenia inmune en la situacion actual de pandemia por Covid-19 [PDF]
  • Interpretación de las pruebas diagnósticas frente a SARS-CoV-2 [PDF]
Aquí estamos recopilando las preguntas y respuestas más comúnes de la página https://ayudacontracovid.eu/pregunta/

¿Qué grupos se consideran de riesgo para Covid-19?

Actualmente los grupos de riesgo para desarrollar una enfermedad grave, según el Ministerio de Sanidad son los siguientes:
  • Personas de más de 60 años.
  • Enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial: Insuficiencia cardiaca, enfermedad coronaria, enfermedades cardiacas congénitas, cardiomiopatías, hipertensión pulmonar...
  • Diabetes.
  • Enfermedades pulmonares crónicas: Enfisema, bronquitis crónica, fibrosis pulmonar idiopática, fibrosis quística...
  • Cáncer: Algunos tipos de cáncer (y en especial su tratamiento) debilitan el sistema inmune, aumentando el riesgo de sufrir complicaciones por Covid-19.
  • Inmunodepresión: Sería el caso de pacientes con VIH no controlado, Trasplante de médula ósea u otros órganos, tratamiento para el cáncer, trastornos inmunitarios y el uso de medicaciones que deprimen el sistema inmune (como por ejemplo los corticoides).
  • Embarazo: No hay mucha evidencia aún sobre este tema, pero se cree que aunque el virus no se ha demostrado que se trasmita al feto ni durante el embarazo ni en la lactancia, se podría producir alguna complicación para el feto si la madre contrae el Covid cerca del momento del parto.
  • A estos grupos deberíamos añadir a las personas que viven en residencias u otras instituciones de larga estancia, obesidad mórbida, enfermedad renal crónica en tratamiento con diálisis, y algunos casos de enfermedad hepática.

¿Qué tipos de test tenemos hasta ahora?

Existen 3 tipos de test:
  1. PCR: Detecta el material genético del virus. La muestra se extrae de la nariz o boca. Tardan unas horas en ofrecer resultado y son muy fiables.
  2. Test antigénicos (test rápidos): Detectan proteínas del virus (antígenos) a través de anticuerpos específicos para estas proteínas. Son más rápidos que los anteriores, incluso dando resultado en unos minutos. Sin embargo son menos fiables. La muestra puede tomarse de la nariz o la boca, o a través de una gota de sangre.
  3. Test serológicos: Para detectar anticuerpos específicos contra el virus. Se necesita una muestra de sangre del paciente. Gracias a este test se podrá analizar quién ha estado infectado dentro de una población, estudiar si pasando la infección conseguimos esa tan ansiada inmunidad... Muy útiles para estudios poblacionales.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

Además de la posibilidad de pasar el virus sin síntomas (asintomático/a), los síntomas más frecuentes que se han descrito en pacientes no hospitalizados son:
  • Fiebre
  • Tos seca
  • Astenia (sensación de cansancio)
  • Expectoración (presencia de flemas)
  • Disnea (dificultad para respirar)
  • Dolor de garganta
  • Cefalea (dolor de cabeza)
  • Mialgias o artralgias (dolor muscular o articular)
  • Escalofríos
  • Naúseas o vómitos
  • Congestión nasal
  • Diarrea
De entre todos estos síntomas, los más frecuentes son la fiebre y la tos. Además, pueden producirse síntomas neurológicos (mareo, alteración del nivel de conciencia, disminución del olfato y/o del gusto), oftalmológicos (ojo seco, visión borrosa, sensación de cuerpo extraño...) y cardiovasculares.

¿Cómo puedo protegerme?

Las medidas higiénicas básicas para prevenir el contagio son las siguientes:
  • Lavado frecuente de manos con agua y jabón durante al menos 40 segundos.
  • Usar de pañuelos desechables y tirarlos después de su uso.
  • Al toser o estornudar, hacerlo cubriéndose la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca (la cara en general), sobre todo fuera de casa.
  • Fuera de casa, mantener la distancia de seguridad de al menos 2 metros con otras personas.

¿Tengo que usar mascarilla?¿De qué tipo?

Actualmente se recomienda el uso de mascarilla principalmente en 3 supuestos:
  1. Personas con síntomas.
  2. En el transporte público.
  3. En lugares (trabajo, supermercado, farmacia, etc) donde creamos que no vamos a poder guardar la distancia de seguridad de al menos 2 metros.
Debemos tener en cuenta que no todos los tipos de mascarilla sirven para lo mismo, y que no sirven absolutamente para nada si no se hace una colocación y retirada correcta.
  • Mascarilla no médica o higiénica. Son las comerciales o las que se fabrican en casa, que no están hechas de materiales estandarizados. Sirven en cierto modo para proteger a los demás de que les contagiemos (pero no nos protegen a nosotros mismos si las llevamos).
  • Mascarilla quirúrgica. Protege a los demás de que les contagiemos, pero no a nosotros mismos.
  • Mascarillas FFP2 y FFP3. Destinadas preferiblemente al ámbito sanitario o de riesgo (allí hacen mucha más falta que a individuos sanos para su actividad cotidiana). Si no tienen válvula protegen tanto al que la lleva como a los demás. Si tienen válvula, protegen a la persona que la lleva pero no al resto.